domingo, 3 de julio de 2011

Muerto y ¿enterrado?

Podría el corazón morírseme de viejo en este mismo instante y no me importaría. Ha sufrido este pobre más sobresaltos que cien hordas de adolescentes en primavera y se me ha desgastado por frecuencia de uso y por devastadoras catástrofes líricas.
Hubo un tiempo en que los cadáveres descompuestos del amor campaban por él a sus anchas y se comían mis remiendos con sus afilados dientes de noche. Pero los zombies también migraron a otra parte, como aquellas oscuras golondrinas que, en su día, abandonaron a uno de esos que me lavó el cerebro plantando en mi seno melancolía por los fantasmas.
Hoy miro dentro y sé que todo fue peripecia de personaje barato, hijo de metáforas y de guiones de películas malas.
Hoy sé que todo se desvanece cuando cae el telón y comprendo que estamos absolutamente solos con nuestro único dios: Nosotros mismos. Y lo peor, es que hallo en la evidencia una paz que nunca había conocido y la felicidad chiquita del que está en paz.
Quizá se haya muerto ya y es probable que lo estén royendo los gusanos de la impiedad...
¡Maldito sea el chamán que me lo resucite!

lunes, 20 de junio de 2011

El tiempo, Los Hombres Grises y los libros de autoayuda

De un tiempo a esta parte, tengo mucho miedo. Veo sus rostros cenicientos acechando tras las esquinas, sus relojes perfectamente sincronizados y su caminar errático en busca de minutos que usurpar. La pesadilla que Michael Ende relataba en Momo, se ha hecho realidad. Sólo que de este chaparrón, no nos salvarán ni una misteriosa niña mendiga, ni una tortuga clarividente ni, mucho menos, un paternalista Maestro Hora. Nadie vela por nuestro tiempo y a nadie le importa que nos lo quiten. Nosotros mismos, lo vendemos alegremente con la inconsciencia de aquel que vendió su alma al diablo. Pero no importa, siempre habrá algún libro de autoayuda que nos haga creer que nuestra aterradora realidad es mentira.
También tengo miedo de ellos. De todos aquellos antiguos amigos afectadamente depresivos que han cambiado su semblante nostálgico y atormentado por una sonrisa de pegatina que han adquirido en uno de esos manuales de bolsillo del Vips. No son felices, alguien les dice que lo son y se lo creen. Es más, se convierten en el portavoz  del gurú de turno y repiten literalmente su retahíla insufrible. Se expresan sin alma, son criaturas de ojos apagados diciendo grandes cosas que nada tienen que ver con ellos mismos: “Soy poderoso, soy capaz de todo”, “El Universo conspira a mi favor”, “Uno es lo que quiere ser”…
Tengo miedos de unos y otros porque son la misma cosa: Devoradores de tiempo, muertos de inanición horaria. Una de las excusas para vender alegremente el minutero es no poder aguantarse a sí mismo. Una vez desprovisto de tiempo, el hombre se inventa el estrés, que es como una novia plasta a la cual no se soporta, pero sin la que no se puede vivir. Y todos están ocupadísimos con sus vidas y regodeándose en lo sumamente importantes que son. Ellos lo saben y el Universo, también.

martes, 7 de junio de 2011

El Regreso de los Mortales

Segundacasadebego regresa, pero supongo que se ha convertido en un lugar muy diferente a aquel que conocisteis en su momento.
El motivo de mi vuelta a este sitio ha sido que llevo un tiempo metida en la creación de un blog educativo y otro literario y que me entró nostalgia de este rincón que, en su momento, estuvo lleno de vida.
Sé que llevo desde 2009 sin contar nada y muchos me habéis perdido de vista, de igual modo que yo a vosotros, pero espero que no sea demasiado tarde y poder reanudar el proyecto que comenzó hace más de seis años. También, por supuesto, espero que este blog me dé la oportunidad de tener nuevos lectores con los que intercambiar palabras, vivencias y, por supuesto, risas.
¿Por qué me fui? Pasaron muchas cosas:
1) Migraron mi blog de msn a Wordpress y no estaba acostumbrada a ese entorno, con lo cual me daba pereza a escribir. Además, todos los elementos decorativos, multimedia, etc., se perdieron durante el viaje y aquello me desanimó mucho tras llevar tantos años de trabajo.
2) Me hice mayor (que no vieja) y dejé el pc para poner en orden mi vida.
3) Las Musas se mudaron a las cabezas de otras personas.
4) Dejé de trasnochar brutalmente por necesidad.
5) Ya nunca me deprimo.
Parece mentira que hayan pasado sólo dos años porque cuando me leo, no me reconozco. Supongo que la serenidad es más rauda que la locura y que, tarde o temprano nos alcanza a todos.
Cuerdamente, os digo que me voy a la cama porque mañana madrugo y se me ha hecho tarde. Os doy la bienvenida (a nuevos y viejos amigos) y espero que lluevan las entradas como antaño, pero sin la pena antigua. Un abrazo, me alegro de estar aquí.

viernes, 9 de enero de 2009

LA MÚSICA AMANSA LAS FIERAS DE MI CONCIENCIA...

LA PELÍCULA "ACROSS THE UNIVERSE" ES UNA OBRA MAESTRA (O, AL MENOS ESO ME HA PARECIDO DESDE EL PUNTO DE VISTA DEPRE EN QUE HOY ME HALLO)---AHÍ QUEDA ESO PARA QUIEN LE INTERESE. UN BESO A TODOS

ANÁFORAS


Estoy harta de querer jugar a la vendedora de fósforos y de exponerme a los aludes intermitentes en mi terraza envuelta en mi triste pijama.
Estoy harta de que la escarcha haga su reino en mis entrañas.
Estoy harta de mi desolación, de mi locura, de mi utópica búsqueda del Bien.
Estoy harta de los días sin sorpresa, de la reiteración de buenas intenciones siniestras que no quedan en nada y que, como decía uno de mis ex, son el empedrado del camino al infierno.
Estoy harta de mi sequía de versos, de mi aguacero de palabras vacías que repiquetean incesantes en la ventana de mi cabeza.
Estoy harta de no querer ser y de quererlo. De no saber quién soy y de saberlo demasiado.
Estoy harta de mí, de ti, del mundo entero. Estoy harta de ponerme delante, como los burros, como en la frase anterior, como los asnos, digo, que luchan por engullir una malograda zanahoria.
Estoy harta de que amanezca y de que me abandone la quietud de las tinieblas. Estoy harta del anochecer porque me envuelve en sombras inimaginables.
Estoy harta de la nostalgia, de la adoración absurda de las ruinas, del hiriente olvido de los otros.
Estoy harta de mi propio olvido que hace que olvide, incluso, cómo comenzar las frases sin utilizar la anáfora.
Estoy harta de la adoración del vellocino de oro, de los falsos ídolos que caen como bolos cuando los aplasta la verdad impetuosa.
Estoy harta de hablar más de la cuenta, de callar lo que no quiero callarme, de gritar cuando debo susurrar y de quedarme muda cuando los miles de demonios que tengo dentro aúllan sin cesar.
Estoy harta del invierno, estoy harta de esperar las buenas estaciones.
Estoy harta de los consejos, de las buenas personas que te dan ánimos para vivir, de las malas personas que tratan de sepultarte en la miseria.
Estoy harta de no saber a dónde voy, estoy harta de saber, que me dirijo, irremediablemente, a la tumba.
¿Estoy harta de las injusticias sociales? Hipócrita diría si dijera que sí para hacer más bonito este texto. Me molestan las injusticias, cierto es, pero no hacen que mi cerebro se hinche ni que la cabeza me estalle como un globo con más aire del que necesita.
¿Estoy harta de estar con alguien? Tanto como lo estaría de estar sola. No sé estar sola, a los hechos me remito.
¿Estoy harta de mi soledad? No estoy sola. Me siento sola. Elijo estar sola. No me apetece relacionarme.
Estoy harta de que las estrellas no signifiquen nada, de que sólo sean atrezzo del escenario celeste.
Estoy harta de este vacío que me persigue como un perro rabioso desde que tengo uso de razón y que es como la muerte, o incluso peor que ella. Al fin y al cabo, y, aunque una sea consecuencia de la otra, la muerte no puede estar presente cuando estoy viva; pero este abismo gris y cruel siempre regresa. No importa a dónde vaya ni con quién. No importa lo que intente o los entretenimientos nuevos que encuentre. Regresa y se une a mí como la piel a los huesos, como la pestaña al párpado, como la uña al dedo.
En resumen: Estoy harta de que la vida sea tan aburrida y decepcionante.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Nada importante

Escribo porque quiero distanciarme de los abismos que me cercan. Me he puesto delante una copa de vino y me han puesto detrás el persistente sonido de un estropajo frotándose ardorosamente con una sartén. Cierto es que podría hacer que la música sonase y acallar los rumores domésticos para siempre. Pero prefiero oir aquello que los demás no pueden y es por eso que amplifico los gemidos de mi desastroso corazón y es por eso que no aislo el sonido de los amores entre acero y vajilla. Ahora mismo, sólo me importa distinguirme. Y lo que ocurrirá es que si me ven aquí sentada, golpeando las teclas frenéticamente como si fuera una pianista loca arrancando una melodía incomprensible, repararán en mi existencia y se preguntarán quién soy. Y entonces, habré vuelto a la vida en los ojos de los demás y ya no seré muerte al menos por este instante.También podría ser que no me viesen más que como un simple objeto decorativo (y no me estoy tirando flores de belleza), sino que hablo más bien de esos objetos africanos exóticos, que, si bien no agradan a nadie, también es cierto que uno no puede dejar de mirarlos por lo raros que son.

Observo las gotas de vino que se han derramado sobre la base de la copa y no deja de asombrarme su extraordinario parecido con la sangre. Llevo tanto tiempo sin ver mi sangre que me había olvidado ya de como era. Ahora la miro, seca sobre el cristal. Inmunda y enojosa, como cualquier otra mancha que evidencie nuestra imperfección y nuestra desagradable humanidad. Veo como se desliza bajo la copa, como se extiende sobre la mesa y pienso que siempre ha de ser así. Que la sangre, al final, siempre llega al río y que el río, por los designios que la Naturaleza le ha impuesto, ha de llegar al mar. Imagino mis gotas de sangre diluidas en el mar, como pequeñas rosas luchando por su vida en la cresta de la ola. Y las veo naufragar una y otra vez y no son nada. Porque allí, en el mar, no somos nada ya. Porque el cristal sólo es el agua de un gigante observada desde un microscopio. Contemplo a la Muerte una y otra vez y nadie más lo sabe, y nadie más lo siente y nadie más la conoce ¿Por qué?Porque todos están ciegos a causa del resplandor de las juveniles pieles y no saben que, debejo de ésta, como una ponzoña, late la sangre ya desde nuestro nacimiento derramada.

Diré,para terminar y para despistar, que soy feliz. Pero, muchas veces necesito no serlo para recuperar la cordura. Besos desde el purgatorio.

lunes, 15 de septiembre de 2008

EMBROLLO EXISTENCIAL

Es a la vez patético y simpático pensar en que mi máxima preocupación del día hasta ahora,  ha sido si hacía conmigo misma de Dalila y me dejaba el pelo como la que anuncia la lejía del futuro, o si, por el contrario, continuaba con mi propósito de ser Lady Godiva y me dejaba las greñas al más puro estilo Rapuncel (porque para que el príncipe pueda subir por los cabellos, aún falta un rato, pues vivo-DE MOMENTO- en un 8º). Al final, la tradición y el peloteo de los peluqueros que, para venderme productos de nutrición, alababan mi melena, han podido con mi deseo transgresor y sigo con las mismas guedejas. También me daba un poco de yuyu, no lo voy a negar, la posibilidad de perder la fuerza ya que siempre nos debe acompañar, al menos eso decían en esa peli que a todo el mundo le encanta menos a mí, quizá porque me ponía de los nervios la ininteligibilidad de Chewacca o como quiera que se escriba.

El caso es que da gusto la escasez de problemática en mi vida personal, pero como buen ser inclinado al dramatismo y a la encantadora apariencia de profundidad, cuando no tengo líos, me los invento y aquí me hallo, intentando desenmarañar la madeja que mi propia mente se ha encargado de enredar ¿¿¿¿no existen peluqueros que corten estos embrollos???? ¿Si los hubiera me atrevería a dar el paso, o, por el contrario, optaría por seguir con mi fuerza autodemoledora? Nunca lo sabré, pues los cortapelos de la mente se llaman psicólogos y siempre he sido reacia a contar mi vida a un desconocido. Irónico ¿verdad? Os la cuento a vosotros aquí, que encima de desconocidos, no sois profesionales cura-taras. Quizá es lo que he dicho muchas veces, al convertir las pasiones y sensaciones en ideas, pierden fuerza. Al racionalizar las cosas para poderlas convertir en escrito, se aclaran muchos terrenos ensombrecidos ¿Qué me pasa?Nada. Sería mejor decir ¿qué no me pasa? Pero bueno, con que no me pase la apisonadora final, me conformo y casi mejor me callo ya para no tentar a la suerte ni a su tocaya de todas las letras excepto la primera. Teniendo en cuenta que paso el 80% del día comiéndome la olla al respecto, ya sabéis de sobra, los que me conocéis, de qué hablo.

Un segundo, por favor, voy a trasladarme a mi oficina de la cocina a fumar. Para ello, tendré que trasladar allí el cacharro, así que serán unos treinta segundos. Ahora vengo.

Ya estoy aquí de nuevo y veo que el desuso nos ha hecho ganar lentitud a esta página y a mí. Supongo que tendré que descargar todas las birrias que han aparecido para que vaya decentemente.

Sé que llevo mucho tiempo sin venir y eso es porque por enésima vez he intentado ser normal y dormir cuando duermen las personas. Dentro de poco, me mudaré a otra casa, viviré sola y no quiero llegar todos los días tarde al curro por apagar el despertador.

Ahora mismo, me estoy dando cuenta del poco sentido que tiene contaros todo esto. Quizá no lo tuvo nunca, y mi egocentrismo se lo inventó. Yo pensaba que aquí descargaba estrés, pero lo podría hacer igualmente escribiendo en un papel. Os juro que si yo no fuera yo misma, me caería un poco mal, o un poco bien, pero desde luego, no me adoraría tanto como me adoro (o, mejor dicho, me adoraba).

No sé si son los treinta que me acechan a la vuelta de la esquina, no sé si es la presencia constante del sentimiento de una vida estúpida, no sé si es la ciudad que ya no me gusta, o si soy yo, que, definitivamente, he cambiado. Pero estoy rara y tengo ganas de coger un avión (no sin miedo) y de pirarme a Honolulu y no salir de allí. Hay ratos, que, por el contrario, me siento muy dichosa y creo que soy la persona más afortunada d la tierra. El equilibrio, como decía la canción, es imposible. Y la montaña rusa puede o no ser extensa, pero, en todo caso, marea y acojona.

Mañana tengo que ir al instituto porque tengo tres reuniones ¡qué ganas tengo de estar con los alumnos y de que pasen todos estos trámites de adultos, tan aburridos! Lo más triste es que aún no me acostumbro a pertenecer al territorio de la sala de profesores ¡es loque tiene llevar toda la vida estudiando! Pero bueno, supongo que el estar ocupada, mantiene mi cabeza mucho más centrada.

Quiero pedir perdón a las personas que han intentado contactar conmigo en los dos últimos meses. Hubo un tiempo en que estaba en el paraíso y pasaba de coger el móvil. Después, me acostumbré a pasar de coger el teléfono y mi depre postvacacional tampoco ayudó. Estoy viva, pero, a veces, no me apetece hablar, sencillamente, porque no tengo nada que decir.Llevo toda mi vida rajando por los codos, quizá se me hayan gastado las pilas, o quizá, no me arece interesante hablar de mí misma ¡Irónico también!, puesto que lo estoy haciendo ahora mismo. Como veis, estoy como una puta cabra, pero menos feliz porque ella está en el monte a su puta bola. La única ventaja que tengo sobre el animal es que mi novio, por suerte, no es un cabrón. Es un niño muy majo y siempre lo será y no va con él la cosa. Es más bien, una cuestión existencial. Nada personal ni nada sentimental.

Bueno, no os digo nada más porque, además, la batería del portátil se me agota y no me apetece ir a enchufarlo. Espero que os vaya todo bien (a mí, aunque no lo parezca por mis palabras, me va de perlas). Un besazo, cuidaos

miércoles, 23 de julio de 2008

martes, 22 de julio de 2008

EL GALLO DE LAS DOS DE LA MAÑANA ME DESPERTÓ



Os adjunto la última locura que he colocado en el foro de educación ante un comentario sobre que los profesores, a veces, tenemos que dar asignaturas que no son las nuestras. Es una chorrada, pero estaba en el mismo documento de word que he usado para escribir el blog (esta página va como el culo) y, ya que estamos, os lo dejo, a ver si os reís un rato:
"Hubo un tiempo en que las cosas no estaban en orden allá por los Cárpatos (1230 aproximadamente). Recuerdo una ocasión en la que a Igor, nuestro más afamado sirviente, se le encomendó la labor de agujerear el cuello de algunos campesinos para no tener que movernos de casa y fue un verdadero desastre. La gente empezó a recelar de los chepudos- ya que Igor no era muy ducho en el arte del acecho y la caza- y, por consiguiente, años después, en la grandiosa ciudad de París, aniquilaron al pobre Quasimodo por estos antiguos resquemores (por más que luego nos contaran la historia de otra manera).
Hoy, en pleno siglo XXI, las cosas han cambiado muy poco. Infiltrada como profesora para que no me claven una antena de móvil en el corazón (más que nada porque, aunque inmortal, detesto la radiactividad), he contemplado que nuestra estructura sigue siendo medieval. Así, al astrónomo, se le encomienda que dé clases de historia, al biólogo que enseñé a los alumnos a hacer figuras sobre una cartulina con un compás, al lingüista, que resuelva problemas matemáticos...¿Dónde vamos a ir a parar?
Mi compañera Sterling dice la verdad. A mí, siendo de lengua española, me encomendaron la difícil tarea de dar inglés (y, aunque me defienda con la gramática, pronuncio como el difunto Gil y Gil(D.E.P)); a una compañera de biología, le pusieron a dar dibujo y, lo que me parece más fuerte: a un colega de lengua, le pusieron a dar Educación Física. Es la que más me impacta porque, como comprenderéis, si me viese en tal situación, perdería todo mi glamour vladteppesiano con un chándal como vestimenta. Mi colega, en cuestión, ponía a la muchachada (valga un homenaje a mi ídolo El Gañán de la Hora Chanante) a jugar al fútbol y, mientras, leía versos sentado en un banco.
Una auténtica vergüenza que crean que todos valemos para todo. No sé dibujar, suspendía E.Física porque me daba miedo hacer el pino (aún no volaba bien), mi francés es sólo bueno en sentido figurado (en sentido literal se parece al de Chiquito en Condemor)y mis conocimientos matemáticos son los básicos para saber que cobro pasta y que si gasto queda menos...
Espero haberles deleitado con la historia y que me cuenten ustedes sus terroríficas anécdotas JAJAJAJAJA (AHORA ES CUANDO DEBERÍA SONAR UN TRUENO)"
Firmado: Vampirella (lengua-sangrienta)

Y ahora viene el blog en sí:
 
EL TEMA DE ESTA NOCHE EN MISTERIOS SIN RESOLVER ES: DESAPARICIONES
Anoche, la Brushi, me inspiró. No hace falta nada más que dos mujeres insomnes, una buena dosis de comedura de olla (qué buen juego de palabras se podría hacer en este momento, jeje) y un teléfono para que temas de cariz misterioso salgan a la luz en medio de la tiniebla. Es por eso que hoy deseo hablaros, queridos amigos y amigas, de un fenómeno paranormal que explota allá donde yo piso una y otra vez: LAS DESPARICIONES INEXPLICABLES.
FICHA DEL PRIMER DESAPARECIDO:
Nombre: I. L. G.
Edad: 25
Nacionalidad: Española
Ciudad: Fuenlacity
Ocupación: Poca.
Carácter: El sujeto mezclaba la ironía y el humor negro con grandes dosis de melacolía de  cariz libresco.
Relación con la testigo: Amistad de unos diez años.
Sexo: Varón (aunque nunca lo comprobé en realidad)
DECLARACIONES DE LA TESTIGO:
Corrían buenos tiempos y, por tanto, se quedaban los malos, jeje. Fue aquella una época de penuria y de inducción al suicidio bilateral, más porque nos sentíamos atraídos por el lado romántico de la existencia, que por verdadera convicción. Mas la consecuencia era la misma, odiábamos el mundo y todo nos parecía una mierda (como dice el grupo Astrud), menos nosotros. Compensábamos esos momentos taciturnos y de perpetua “moribundia” con la mala leche que nos caracterizaba, pero he de añadir que nunca despreciábamos a nadie, más bien, nos reíamos de todos. Éramos malos y vagos, adolescentes indómitos y cabrones, mosquitas muertas con patente de corso por nuestros sobresalientes. Nos encantamos nada más conocernos porque en aquel momento estábamos leyendo el mismo libro. Fuimos uña y carne desde que nos conocimos (él sería la uña, por supuesto) y caminamos por estos mundos del Señor en fraternal unión, desde el instituto hasta la facultad. Habíamos vivido infinidad de cosas juntos, compartíamos los mismos gustos musicales y cinematográficos, sabíamos los secretos inconfesables del otro. Como si él fuera el Padrino y yo Luca Brassi, bastaba que mi colega se descojonase de un hombre con el que yo estuviese para que yo le mandase a dormir con los peces (en sentido figurado, claro). Hablábamos igual, escribíamos de forma muy similar, nuestros relatos tenían hasta argumentos parecidos (sin plagio), leíamos lo mismo, nos gustaban los mismos chistes. Era lo que se dice, mi verdadera alma gemela. Bastaba que él me mirase para que yo supiera lo que estaba pensando,  y viceversa.
Nunca nos sentimos el uno atraído por el otro ni nada por el estilo. Era la amistad perfecta. Yo le había presentado a su novia (con la que llevaba varios años), fui la primera en visitar la casa que se habían comprado entre los dos, quedábamos todos los días y acabábamos con las reservas de Cocacola Light de Fuenlabrada (tb él era Cocalightómano).
Pues un buen día, desapareció. Al principio no me resultó raro. Lo bueno entre I.L.G. y yo es que podíamos pasarnos meses sin comunicarnos, pero que siempre recuperábamos el contacto y la confianza era la misma de antes. Además, cuando nos reencontrábamos, siempre nos dábamos una buena sobredosis de vernos varios días seguidos. Creo que jamás he querido tanto a un hombre con el que no me haya besado nunca en los labios y que no sea de mi familia. Pues desapareció, sin más. Lo llamé varias veces a casa de sus padres, al móvil, pero nada. Se lo había tragado la tierra. El último día estuvimos en su nueva casa, viéndola, de buen rollo. Pues, como diría el cuervo de Poe “Never more”. Un año después, me topé con él en las fiestas de Fuenlabrada. Corrí a abrazarle (era lo habitual entre nosotros), pero estaba frío y distante. Me dijo que no le había localizado porque había cambiado de móvil y se lo pedí, pero no me lo dio. Flipante. Ya han pasado casi 6 años y no sé nada de él. Sus antiguos colegas de trabajo todavía me preguntan por él y alucinan (pues él siempre decía que yo era su mejor amiga de toda la vida) ¿Alguien me puede dar una explicación?
No me gusta ponerme sentimental, pero ayer Brushi me dijo que una amiga que le había dejado de lado, seguía siendo para ella su amiga cuando pensaba en ella. Para mí I.L.G. sigue siendo él y lo echo de menos cada día, pese a tener muy buenos amigos y un noviete estupendo. Quizá algún día regrese. Si alguien sabe cuál es su paradero que se ponga en contacto conmigo, jejeje (Aunque ya no iría a buscarlo, puesto que está claro que no quiere ser encontrado).
 
Iba a contar más cosas de este tipo, pero me he aburrido a mí misma mientras las estaba escribiendo. El caso es que la gente desaparece sin dar explicaciones (cada vez creo más en las abducciones). Pero en este instante me vuelve a importar un comino, como me ha importado el resto del día y la mayoría del tiempo. No sé, quería revolcarme un poco en el barro o, quizá, entretenerme un rato ¡yo que sé!
Mañana sale la lista de las plazas y espero impaciente. No tengo sueño y mi ciclo Scorsese ha llegado a su fin por hoy. Últimamente paso mucho tiempo sola en la casa que generosamente me han dejado mis tíos para que me airee en verano y no hago más que fagocitar películas y porquerías de helados de chocolate. A ratos también leo o hablo con alguien.
Me acabo de cansar de escribir (lo mismo vuelvo o lo mismo no). Veré otra peli (quizá otra más del ciclo Zhang Yimou) y cuando amanezca me iré a dormir como si fuera ésta la noche de los Reyes Magos.
He llegado a un momento de contradicción interior. No sé si quiero la plaza para quedarme tranquila o si, en el fondo, una parte maligna de mí la desea para dar en las narices a los putos empollones repelentes que me decían que estudiando los temas en una semana no podría sacar buena nota.
El caso es que la quiero, pero reconozco que, en realidad, no es una de las cosas importantes de la vida. Hoy por hoy, creo que lo único realmente con valor es vivir y que los tuyos vivan y la buena calidad de esas vidas. Lo demás, pura gilipollez burguesa. Pero ¿cómo no sucumbir al sistema?¿Cómo no sentirme a gusto sabiendo que curraré en lo único que me gusta hasta el resto de mis días? No sé, me haría mucha ilusión. Mañana, en cuanto sepa algo, tendréis noticias mías.
Podría decir que soy feliz, pero como siempre, estaría contando una verdad a medias. No me permito serlo, quizá para no ser infeliz, y, a la vez, lo soy. No lo sé, es algo raro. Sólo sé que no sé nada. Y por tanto, ya sé algo. Y por tanto, si es algo, no es nada. Y, por tanto, que Sócrates era un poco capullo, que la noche me descoloca y que si no fuera tan retorcida como los cabellos de la Medusa, otro gallo cantaría y no el de las dos de la madrugada, sino el de la gente normal (entre la que no comparto en gusto de estar).
Más vampira que nunca, me acuesto con los primeros rayos y me despierto con los últimos ¿Calidad de vida? ¿Cantidad? ¡Qué importa si el resultado es el mismo!
Pues nada, aquí tenéis otro de esos blogs de los que me avergüenzo y que borraré en cuanto tenga uso de razón.
Estoy rarita, sudorosa (tengo el portátil sobre las piernas y me abrasa), y, sobre todo, muy nerviosa por el resultado de mañana. Espero volver por aquí anunciando que, por fin, soy funcionaria.
Un beso y gracias a todos los que me habéis animado.
P.D. HOY QUIERO DEDICARLE ESTA ENTRADA A JUAN PORQUE ES UN VERDADERO CABALLERO.
Hoy no le voy a dedicar unas palabras a mi chico porque, sencillamente, no es necesario, ya que le tendré aquí dentro de un rato. Pero todo va bien. Si saco la plaza me lo llevo al Caribe, aunque no tenga pelas, sea precipitado y me lo critique todo el mundo (hasta él mismo). Me da igual. Si no hago hoy lo que me dice el corazón ¿cuándo lo haré?

martes, 15 de julio de 2008

Por fin sé la nota;)

VIVA, VIVAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!

Por fin tengo las notas de la opo. He sacado un 8'58 (capicúa) y estoy bastante contenta pq creo que tendré posibilidades de plaza. Lo malo es que hay gente con muchos puntos de antigüedad y que, algunos de éstos, con que hayan sacado un 6, me ganan. Habrá que tener fe y confiar en la suerte, pero tendré q pasar otra semanita infernal hasta que salga la lista de plazas. Muchas gracias a los que me habéis apoyado y a ver si al final puedo celebrar la famosa cena de celebración. Ya os contaré, un besazo.

martes, 8 de julio de 2008

Resurrection of Circe

Ya estoy mejor, un poquito de vicio World of Warcraft y estoy como nueva, jeje. Gracias por los ánimos. Y Ruth, tienes razón: estas cosas se me pasan en cinco minutos;) Besoos

Sweet dreams????


No me gusta el Mundo. Llevo aquí varios siglos y no acabo de acostumbrarme a él. Me cae mal. Es como tener al lado a un anciano con el que te has casado por interés y al que tienes que aguantar inexorablemente. Es como una pierna coja que tienes que arrastrar detrás de ti hasta que la Muerte sea la que te arrastre a ti detrás de ella. Me da asco, me provoca tedio, arruina y aplasta mi espíritu ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Venid ya, amigos extraterrestres,  y sacadme de aquí de una puta vez!!!!!!!!!!
Retos-estrés-depresión post-traumática ¿Vacaciones? In the Hell. Me quemo y me requemo en la parrilla de mi cama ¿Cómo voy a dormir si en mis sueños sólo me asaltan sombras? Llevo dos semanas en que no tengo un solo sueño que no sea una pesadilla que parece sumamente real. Pensaba que cuando acabase con la oposición, acabaría. Pero no es así, continúan. Y ya no sé si ir a un psicoanalista o pegarme un tiro para poder conciliar el sueño de una puñetera vez. Me afecta en mi vida. Paso el día empanada, recordando lo soñado y esta situación no me permite ser yo misma. Tengo urgencia de todo, como si viviese eternamente en una víspera. Deseo hacer cosas que me arranquen por momentos el pensamiento y tengo mucho miedo porque tengo demasiado tiempo libre a partir de ahora. Tiempo para comerme la cabeza y para carcomerme las entrañas. Doy puto asco. Necesito llenar el coco de datos para no volverme loca girando y girando sobre lo más simple.
Las personas se hartan de mí ¿cómo no hacerlo? Decía Miguel Hernández que ver a un triste enfada y yo, últimamente, o soy una zorra irónica o me subo por las paredes desconchadas de la desesperación. No estoy segura  ni de cómo me llamo y lo que mató al gato de verdad fue la inseguridad y no la curiosidad como por ahí dicen. Los sueños me confunden, me marean y me traen y me llevan por el camino de la amargura. Hay gente que no recuerda nunca lo que sueña ¿no puedo ser así yo también? ¿Por qué?
Estoy harta de mí, de contemplar la realidad desde mí misma, de no encontrar nunca la paz merecida del alma. Estoy en guerra conmigo y no sé quién ganará la batalla. Vacío, como una puta losa que no me deja alzar el vuelo. Vacío, siempre abismal e infinito, mordiente y lúgubre como un buitre maldito. Miro a mi alrededor y todo luce. No tengo nada malo en mi vida ¿Qué es entonces lo que me pasa? ¿Por qué estoy tan cansada?
Volveré a refugiarme en el World of Warcraft, quizá ésa sea la solución. Nunca sentí más indiferencia hacia el mundo real que cuando vivía fuera de él. Y no me gusta el Mundo, me quiero ir. Porque los seres humanos son malos y egoístas, porque el dinero lo mueve todo, porque siempre habrá guerras... No soy una hippie ni nunca lo seré, no me pondré una flor en el pelo por las calles de San Francisco (y eso que he estado allí); pero regresaré al mundo virtual ya que no puedo huir al ancestral y soy una presa del capitalismo y de su repugnante estructura. Me está comiendo el alma esta mierda de ciudad.
Siento no poder decir nada bonito. Tengo el ánimo hecho trizas y la noche es muy larga y no quiero dormir (no deseo sueños).
Por si pudiera interesar, no me fue mal en el examen y con mi hombre tampoco me va mal y es muy comprensivo y encantador. No son mis circunstancias, soy yo, que cada día estoy más grillada.
(Este es un blog de ésos que borraré cuando esté más serena, jeje) Sólo lo escribí para desahogarme. Leed el anterior que es mucho más bonito.

miércoles, 2 de julio de 2008

MISS HYDE

Da igual la cantidad de veces que haya tropezado con la misma piedra, al final, volveré a pasar, estúpida, cerca de ella y volveré a caerme de bruces. Llevo media vida mordiendo el polvo - que no es lo mismo que morder en los polvos, jeje - y la verdad es que no me gusta nada de nada el sabor de la arena en mi boca, pero no aprendo. Si Darwin me hubiese conocido, se habría pensado muy mucho el enunciar la Teoría de la Evolución. No sólo porque yo siempre haya sido muy mona, jaja, sino porque no soy capaz de cambiar en lo esencial. Mis conductas son siempre las mismas, pese a que vea que me llevan al abismo. En este sentido, soy más gilipollas que las ratas de laboratorio, pero qué le vamos a hacer, si una fuera perfecta, estaría deleitándose en su perfección y no aquí, escupiendo sus demonios al mundo.

De igual modo que puedo asegurar que el bueno de Darwin no me conoció en otras vidas, he de decir que alguien del pasado, por cojones, tuvo que conocerme. Ése era Robert Lewis Stevenson ¿Cómo iba si no a escribir su Dr. Jekyll y Mr. Hyde?

Ésa es mi piedra, señoras y señores, ése es mi sino. Y mi poción es el teléfono. Sí, amigos, aunque no lo podáis creer. Llevo años creando un personaje de Bego que no me desagrada y que al final me he creído, puliendo imperfecciones, simpatizando con el karma y las fuerzas cósmicas, convirtiéndome en un ser social y afable, seguro de sí mismo y de las circunstancias que le rodean---Y, sin embargo, mi pobre Bego se viene abajo cuando pasa más de media hora hablando por teléfono. Es entonces cuando aparece Bego-Hyde y entonces todo mi proceso evolutivo se va a tomar por culo y vuelvo a las cavernas de las que salí un día.

Es ese aparato, en apariencia inofensivo, un cruel y peligroso veneno que poco a poco, ha ido matando todas las simpatías que mis amantes pudieran tener hacia mí. Que ha aniquilado sutilmente las simpatías que yo pudiese tener por ellos. En pequeñas dosis, como cualquier droga, no es letal, pero si te pasas, amigo, pagarás las consecuencias. Adicta hace años a este instrumento diabólico, me cuesta mucho desengancharme de él, aunque sepa que me destruye. Los que me conocéis sabéis de sobra que mi personalidad es altamente adictiva y que si no he probado las drogas es por miedo a sucumbir ante ellas porque no tengo fuerza de voluntad contra mis adicciones (tabaco, Cocacola Light básicamente). Pues llevo años intentando desengancharme del teléfono o bien permitiéndome algún chute conversacional con colegas con los que no tengo implicación sentimental alguna, pero claro, una no es de piedra. Llevo toda la tarde teniendo sueños paranoides y el resto del tiempo lo he pasado preparando mi maldita exposición ante el Tribunal (que, por fin, me toca el lunes). He estado martirizando a mi madre contándole el rollo durante dos horas una y otra vez . Después, me ha llamado mi Amor para ver cuándo quedábamos y, obviamente, yo tenía ganas de hablar. De igual forma que Eva sabía que la iba a cagar si se comía la manzana, yo sabía que si seguía alargando la conversación, al final iba a salir Bego-Hyde y que iba a meter la mata, pero como mujer y como persona que no se acosumbra a estar en el Edén, la he tenido que fastidiar y he dejado que el puto aparato me poseyera. Cuando me he querido dar cuenta, mi cabeza se había convertido en un puto rompecabezas y estaba martirizando a mi interlocutor con mis movidas. Dándole vueltas  a todo, porque todo, con la voz como único soporte , es malinterpretable. Me doy asquito a veces, de verdad, por lo imbécil que soy en ocasiones  porque, precisamente, esta persona, odia hablar por teléfono y me ha dado cien veces la oportunidad de curarme de mi mal. Así que ya se lo he dicho, que me corte, que me llame para quedar y me diga hasta luego, que mi verborrea y mis pensamientos son más manejables cara a cara, donde tengo la oportunidad de interpretar de manera sana las palabras. Como sé que es un tío en condiciones y que me sabe llevar, sé que me cortará sin miramientos y creo que es una buena forma de mantener un buen clima en nuestra relación. No hemos tenido movidas apenas en los casi cuatro meses que llevamos, pero hemos tenido dos rencillas absurdas por culpa del teléfono y, sobre todo - no lo voy a negar - por culpa mía, que me rayo si no tengo a la persona delante. Aprovecho este desahogo para pedirle perdón a mi Nene por octava vez y para tranquilizarme porque estoy muy enfadada conmigo y por no saber callarme ni debajo del agua ¿qué digo? Por no saber callarme ni mientras me muerden las pirañas debajo del agua, jeje.

Mi historia con el teléfono es una puta tragedia y me cago en la idea que, un buen día, tuvo Graham Bell, que también debió conocerme y le debí caer muy mal. Ha sido el aparato el lugar donde más veces he llorado, donde más veces he discutido, donde más veces he desconfiado, donde más veces me he sentido sola. Ha sido causa de mi ruina económica otras tantas veces. LO ODIO LO ODIO LO ODIO y desde hoy, como Scarlett O´Hara hiciera con el hambre, declamo:  "JURO, QUE NO VOLVERÉ A HABLAR POR TELÉFONO MÁS DE MEDIA HORA SEGUIDA" De hecho, lo estaba consiguiendo y mi economía lo estaba agradeciendo. Con mis amigos ya casi no hablo porque estoy todo el día con lo de la oposición y no me gusta que me distragan y con mi chico no hablaba apenas porque él es más listo que yo en ciertas cosas y odia el maldito cacharro. Pero HOY la he jodido y el otro día también lo hice. A partir de ahora, muere una de mis adicciones y cuando quiera hablar sin parar, me pongo a escribir y punto, que es más inofensivo y amable. Y lo que es más importante: no me raya lo más mínimo, me libera.

Ya he escrito mis propósitos y lo bueno es que lo que escribo se me graba y luego me cuesta menos cumplirlo. Además sé que Ángel me ayudará a este respecto porque yo se lo he pedido. Me daría puta rabia conocer por fin a un hombre que merece la pena y con el cual me llevo estupendamente y fastidiarla por mis traumas pasados con el artilugio miserable. No lo permitiré y si es necesario, dejaré en la ruina a Vodafone, compañía que me llama "Cliente Platino" por la cantidad de pasta que he invertido en ellos. De hecho, si cambio de móvil antes de agosto (con los puntos que llevo tengo todos gratis) me lo mandan a casa sin coste alguno y me regalan dos billetes de avión de ida y vuelta en primera clase. Esto, por supuesto, hay que aprovecharlo, pero vamos, que espero tener el nuevo móvil de adorno y como instrumento para quedar, no más.

Ahora vuelvo, voy a hacerme un Neskuik, que me sale la CocaLight por las orejas.

De paso, me traigo una magdalena y tan contentos.

Es curioso, mientras estaba moviendo el Neskuik he viajado en el tiempo al pueblo de mi padre y he recordado que mi tía hacía batidos de chocolate mezclando cucharadas y cucharadas de Colacao con mantequilla y azúcar con la leche. Luego lo metía todo en una coctelera y lo ponía en el frigo. Si bien es verdad que aquello nunca supo a los míticos Cacaolat, también es cierto que no estaban nada mal y casi hubiera caído en la tentación de fabricar uno de ellos si no fuera porque no sé dónde mezclarlo (aunque sea vergonzoso la cocina de mi casa es un lugar misterioso para mí) y porque, además, es una gochez por la que luego me sentiría culpable. Muchas veces, últimamente,  me acuerdo del pueblo y me da una pena enorme no haber vuelto allí desde el 95. Podría haber regresado y más de una vez alguien propuso llevarme, pero, la verdad es que me da un poco de miedo. La última vez que estuve allí mi abuela aún vivía y, para mí, en parte, es como si no hubiese muerto y siguiera en su casa. Sin pueblo no había abuela el resto del año, y, sin abuela, por ley natural, tampoco debe haber pueblo. Una cosa y otra son la misma y sé que si regresase lo pasaría muy mal, aunque, por otra parte, añoro los momentos que pase allí muchas veces (no sé si por el lugar o por las perdidas sensaciones de la adolescencia y de la niñez). Da lo mismo, no voy a volver porque nunca se vuelve a ningún sitio. Si acaso, podría ir, pero tampoco iré.

Hablando de los familiares de los que todavía puedo disfrutar (y ojalá sea por muchos años), no puedo dejar de nombrar en este blog a mi Mamuch. Últimamente paso todo el santo día con ella y, la verdad, que si me independizase me daría una mamitis un poco chunga, jeje. Hemos estado haciendo muchas cosas desde hace unas semanas, pero, sobre todo, ha sido un apoyo constante. Para que os hagáis una idea, os diré que fotocopió en mi impresora, una a una casi todas las hojas de actividades que creé para el Tribunal (dos tomos del tamaño del Quijote) para ahorrarme los cuatrocientos pavos que me cobraban en las tiendas; estuvo ayudándome a ordenar todo, poniendo sus detallitos de persona pulcra y que sabe hacer las cosas bien, comprándome cartulinas y carpetas de colorines para que llevase todo bien atado y, por último y lo que es más importante, escuchando una y otra vez los rollos de presentaciones que hago, haciéndome reír, ayudándome a pasar los nervios... Como anécdota os contaré que, a veces, se pone unas gafas que tienen dos ojos pintados y que dan un mal rollo que te cagas, y hace que se duerme debajo de ellas. Es una cachonda y, por supuesto, es la persona que más admiro en la vida por la dedicación que hace siglos tiene hacia Tiranín y hacia mí, por su saber estar, su paciencia, su inteligencia abismal, su ironía y su gran sentido del humor. Por ser mi mejor amiga, escucharme siempre y no juzgarme nunca. No sé, madre no hay más que una, y qué os voy a decir, para mí, la mía es la mejor.

La semana pasada fuimos al cine a ver "Sexo en Nueva York" y nos encantó (aunque a mí más porque yo soy más cursi y porque, además, soy la casi-treintañera solterona de la casa - aún tengo 29, jaja) y esta semana la hemos dedicado a hacer nuestras sesiones de terror. Os cuento porque he visto cosas muy interesantes, de las que abundan poco en este género.

Si os encantan las pelis de miedo, bajaos, por favor, la versión moderna de la maravillosa serie que hizo Chicho Ibáñez Serrador en su día "Historias para no dormir". Ahora se llaman "Películas para no dormir" y son todas de directores famosos. Os cuento, a ver si os animo:

La primera que vi era de Álex de la Iglesia y se llama "La habitación del niño". La verdad es que me pareció muy interesante, pese a no gustarme mucho este director habitualmente. Creo que es una buena historia, bastante inteligente y original.

La segunda fue "Para entrar a vivir", un escalofríante relato dirigido por Jaume Balagueró (el director de "Los sin nombre" y "Darkness" , entre otras). Me pareció flipante y da un mal rollo que te cagas. Además, Nuria González (la presentadora borde de "El rival más débil" y la ex-mujer de Fity en Los Serrano) lo hace de puta madre.

La última se llamaba "Cuento de Navidad" y el director es Paco Plaza (al cual no conocía de nada), pero del que podría adivinar que es un treintañero nostálgico como yo. Su historia está ambientada en los ochenta y está protagonizada por cinco niños. Es genial porque veréis los carteles de la serie V en sus habitaciones (aquellos que regalaba Teleindiscreta), las bicis BH que todos teníamos, las cazadoras, los bollos de la pantera rosa, los caramelos Pitagol, la fiebre de Kárate Kid, los Walkie-Talkies, conversaciones sobre el Equipo A y El Coche Fantástico, etc. No sé, para mí, ver aquello fue una auténtica gozada y un paseo por la infancia. Además, la historia mola.

Ya fuera de estas pelis, también he visto "La Niebla" de Stephen King porque leí una crítica muy buena y me la bajé. Os tengo que decir que hacía tiempo que no veía una película de terror que me gustara tanto. Es, sencillamente, terrorífica y original a partes iguales. No deja de ser una peli de monstruos, pero ya se echaban de menos las pelis de bichos que merecieran la pena. Desde Tiburón, Alien y, quizá, Depredador, no me molaban nada de nada. Se sale y os la recomiendo de todo corazón.

--------------------------------------------------------------------------------------

Cambiando de género os contaré que he acabado de ver la primera parte de la cuarta temporada de Galactica y que está muy bien, aunque mi corazón ahora pertenece a Dexter y, sobre todo, a Lost después de ver la cuarta temporada ¡es brutal!

--------------------------------------------------------------------------------------

Y en cuanto a pelis que no sean de miedo, he visto dos últimamente: "A good woman" y "Half Nelson".

La primera me fascinó porque tiene todos los elementos que me gustan en una peli: es de época, las actrices y actores (Helen Hunt, Scarlett Johanson y Tom Wilkinson) me gustan, la temática es el enredo amoroso y además, tiene unos diálogos chispeantes, rápidos y divertidos. Disfruté mucho.

La segunda, pese a que venía recomendada por un buen amigo cinéfilo en cuyo criterio confío, me pareció, sinceramente, un coñazo insufrible. Era una de esas historias narradas en tiempo real, con diálogos muy sosos y escenas grises, con una dosis de realidad superior a la deseable. No sé, me aburrió como una ostra y además no empaticé nada con los personajes, hasta el punto de que me daba igual que fueran felices y comieran perdices o que se tiraran por un barranco (de hecho, hubiera agradecido esto último).

--------------------------------------------------------------------------------------

Pues ya nada más, sólo contaros que el lunes presento mi programación ante el Tribunal y que voy a por todas, pese a que sepa que me dará, como siempre, un corte que no veas. Pero creo que este año la plaza puede ser mía y no lo debo desaprovechar. Deseadme suerte y aunad vuestras energías positivas, pues mi propuesta de la cena para los diez primeros que me feliciten, sigue en pie, jeje. También deseádmelo porque soy buena gente, coño, que soy LabegoJekyll el 95% del día, jeje.

--------------------------------------------------------------------------------------

Mañana me iré a las Rebajas con Mamuch, luego tomaré algo con Manolo y ensayaré, por lo menos, dos veces más la exposición de la programación. El viernes, veré a mi Hombre, el sábado y el domingo seguiré ensayando cómo no tartamudear ante diez ojos que me escudriñan (aunque en casa sólo tenga los de Mamuch y los de sus gafas, jeje) y el Lunes ¡¡¡¡a por todas!!!!! (que es la última batalla, pero la más decisiva).

--------------------------------------------------------------------------------------

Y bueno, antes de despedirme con las dedicatorias de rigor, quiero dedicar unas palabras a mi Amado porque siempre lo llevo en mi pensamiento y porque es lo más importante para mí : Perdóname las tonterías del teléfono, no era yo, era mi alter-Bego, jeje. La Bego de siempre te quiere, te adora, te idolatra y no es tan brasas. Ni brujos, ni hechiceras, ni huracanes, ni el Nokiaferno (Nokia + infierno), lograrán apagar el amor que siento por ti. Nos vemos pronto en el Paraíso, al que, a lo tonto, me voy acostumbrando desde que te conozco

--------------------------------------------------------------------------------------

Y ahora sí, las DD de siempre (Diez Dedicatorias):

1. A SUPERMAMUCH, UOOUUUOOOHHHH, y creo que después de lo que he dicho antes no me hace falta decir los motivos. TQM, TQM, TQM

2. AL RESTO DE LA FAMILY (Calvin, Tiranín, y Los Tres Magníficos (Fer, Panchita y Puchi por su apoyo incondicional). También a mi Yayita Carmen y al Yayito Carlos.

3. A GLORIA Y A CRIS que se preocupan por mi estado todo el tiempo y me están dando su apoyo (la primera, incluso me echa las runas celtas). Esta dedicatoria va para vosotras por ser las mejores compañeras de curro, por ser buenas amigas. BESOTES.

4. A MANOLO porque siempre está ahí para echarme un cable en estos momento o para tomarse una cañita conmigo. Me encanta poder volver a pasar más tiempo contigo ¡Un besazo!

5. A BEGOÑA Y OLYMPIA que pasan por lo mismo que yo. Os quiero un montón y ansío el día en que podamos quedar de una vez libres de estas ataduras...Y CON TRES PLAZAS, JEJE

6. A MI SORY Y A LA NOE, mis amigas de toda la life. A ver si nos hacemos esa cenita, besos.

7. A FRANCIS, A MARI CARMEN, A CHARLES, A MONI, A ÁLVARO, A REBE Y A MI PAKITO: Aunque no a todos os haya visto hace poco, a todos os recuerdo. Tenemos que hacer una kedada de las nuestras cuando todo esto acabe. El otro día estuve con mis niños, Francis y Pako, y lo hablamos ¿Os animáis el resto?

8. A mis nuevos amigos cibernéticos, en especial a Sihaya y Ruth por vuestrós ánimos en todos los sentidos ¡Gracias! Un besazo

9. A todas las personas nuevas que me habéis comentado o mandado un mensajito al Space, se agradece.

10. Por supuesto a José Luis, mi amigo cibernético con más solera y el más fiel comentarista de mi blog, a Sergiazo (el hombre más encantador al Norte del Manzanares- junto con J.Luis, claro), a Iaguiño, Josefska y a Pepe (pq aunque no hablemos na, no os olvido), a mis grandes amigos del WOW Rafita y Eloy porque I will come back y me tendréis que ayudar a recordar cómo era eso de matar orcos, a mi super colega cibernética Brushi, a Mortha y a tantos más que seguro que se me olvidan pero que os aprecio. UN BESAZO.


miércoles, 25 de junio de 2008

FELIZ CUMPLE (JOSÉ EL PUBLI, NO JOSÉ FUENLA)

FELICIDADES A JOSÉ EL PUBLI. SI NO TE FELICITÉ ES PORQUE COINCIDES EN NOMBRE Y CASI EN FECHA (SU CUMPLE FUE EL LUNES) CON ALGUIEN CON QUIEN HE TENIDO UNA BRONCA RECIENTE CUANDO ME LLAMÓ PA INVITARME. NO TE PREOCUPES, SIEMPRE TE CONSIDERARÉ AMIGO AUNQUE PASEMOS BASTANTE. ADEMÁS, NO TE PREOCUPES, OTRAS VECES, EL QUE RETOMÓ EL CONTACTO FUISTE TÚ, ERES UN BUEN COLEGA (RECUERDA CD ME ESCRIBÍAS DESDE ASIA A L.A.) LO ÚNICO QUE DESEO ES QUE TE VAYA BIEN CON TU RONDA, JEJE. GRACIAS POR DESEARME SUERTE CON MI CHICO. BESOS.

martes, 24 de junio de 2008

De todo un poco

Rebuscando por la red ansiando encontrar escritos que tiempo atrás colgué en algún punto de Internet, me he topado con trozos del ayer que no me han gustado. He limpiado mi conciencia. Tan llena de pelusas estaba, que daba miedo, asco y pena. Pero no me acordaba de ella, como tampoco se acordaría nadie de aquel calcetín que se escondió bajo el armario y se cubrió de polvo. Un día lo ves y lo agarras con el filo de las uñas para que no te roce lo más mínimo. Luego lo tiras a la basura y aquí no ha pasado nada. En un principio, decidí hacer lo mismo con mis remordimientos. Total, el pasado es irrecuperable y arrepentirse es una pérdida de tiempo, pero, después, asumí la oportunidad de caerle bien al karma y metí la prenda en la lavadora. Después la volví a dejar en un cajón bajo la cama, donde yacerá para siempre con el resto de recuerdos, pero al menos, me resarcí de cara al Destino.

He pasado la vida haciendo cosas, la otra media, intentando comprenderlas. Hoy actúo comprendiendo cada acto. Supongo que la edad no sólo sirve para ponernos más viejos...

El pasado no existe. Hace cinco minutos, no existe. Hace un segundo, cuando escribía la h de "hace", no existe. Si lo piensas bien, es un mal rollo el que no existamos nunca, pues ahora se acaba antes de que termine de pronunciar la palabra "ahora". Si no existo, ¿por qué limpio las cosas que no existen? - qué cutre, parece el estúpido eslogan de un anuncio de compresas. Quiero decir que no entiendo por qué he de sanear mi corazón con vendas invisibles. Si alguna vez fui una capulla, seguramente, hubo una razón, pero me vuelvo cada vez más rara,  más supersticiosa y no quiero dejar cabos sueltos.

Cierto es que el karma, ya se ha cebado conmigo y se ha quedado agusto. No hay acción un poco chunga que haya salido de mí que no me haya sido devuelta por duplicado. Seguro que lo de aquella vez, ya lo he pagado y, además, sé cómo. No obstante, sigo haciendo el bobo, tratando de convertirme en un alma cándida a estas alturas. Increíble, pero cierto. El miedo a la represalia cósmica, me ha convertido en mejor persona, ¡tiene cojones!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Cambiando de tema, pero enlazando con el anterior, os comento que ayer tuve una reflexión que, paradójicamente, era obvia y reveladora a la vez. El caso es que estaba escribiendo relatos y otras historias y fluyeron las siguientes palabras:
"Restar y restar. La vida es una resta infinita y cuando crees que no puede quitarte nada, te resta a ti. Después se llevará tu carne, tu carroña, se comerá tus músculos, tus órganos, tu sangre. Lamerá tus huesos y hará que el polvo en el que te has convertido se esparza. La vida es resta incluso cuando ya no está".
Pues éstas fueron mis gloriosas palabras "La vida es una resta infinita". Sé que es una gilipollez, pero la verdad es que me sonó de puta madre y quería lucirlo un poco, jajaja. Ya os lo puse en el blog encabronado: ayer escribí un montón de movidas que creo que irán a parar al mismo lugar que el calcetín polvoriento.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Me siento en paz y tampoco me levanto en guerra (como veis, mis chistes malos siguen haciendo honor a su adjetivo). Lo que quería decir, es que sentada aquí estoy en paz, pero me sentiré más sosegada después de ese cigarrito de San Juan: La penúltima hoguera, el primer hechizo. Hasta ahora...
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mientras me fumaba el cigarro, me he planteado borrar esta entrada y que no la leyeseis. Últimamente, como habréis venido observando, prefiero las entradas dulces. Y es que el Amor, nos hace mucho más amables...

Pero no sería justo borrarla, ni para vosotros ni para mí porque es auténtica. Que esté loca por un hombre, no hace que deje de pensar en la muerte, en el Destino y en otras historias dignas de 4ºMilenio que moran en mi cabeza desde que tengo uso (o desuso) de razón. Soy una Brushi (no la Brushi auténtica, que de ésas sólo hay una y se llama Isabel y, además, la echo de menos porque no la veo en el MSN) y lo he de admitir. Si algún Inquisidor frustrado quiere quemarme, no tengo problema, siempre que me dé un cigarrito para poder arder junto al único rubio que me ha robado el alma y el sentido. Porque mi verdadero amor, por supuesto, es moreno, como ya sabía (pa algo vale ser adivina).

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

He estado horas preparando mi programación, al final hago una tesis doctoral y paso de las oposiciones, jeje. Quiero agrader a Manolo todo lo que me está ayudando en este trance con su experiencia. Tiene una forma de quitarme la histeria única. Un besazo.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pese a que tengo el examen a la vuelta de la esquina, quiero comentar a todas las señoras y señores aquí presentes,  que la semana que viene me marcho de vacaciones a casa de mi chico y que no soy llamable ni contestable, ni amable en esos días (sé que está mal dicho pero es expresivo). Me quiero relajar junto a él en nuestro pequeño paraíso y no quiero que nada perturbe la sensación de paz que me embriagará cuando podamos pasar más de 24 horas seguidas juntos. Así que os digo adiós hasta que pueda regresar y deciros que esa plaza ha sido mía y que por fin podéis insultarme y llamarme Perry Mason porque seré una funcionaria de verdad, jajaja (Sin moral y optimismo, no se logra nada). Si, por el contrario, me quedo a las Puertas del Cielo como ya me pasó aquel verano de 2006, no me veréis el pelo hasta que empape mis penas en los pantanos del World of Warcraft y el mundo real vuelva a perder sentido para mí. No conseguiré la tranquilidad de la Plaza, pero pienso tocarme el Jander (permitidme la ordinariez fuenlabreña-chiquitistaní), todo el verano y todo el 2009.

Si la consigo, invito a cenar a los que escriban los diez primeros comentarios el día que publique la noticia (y que no sean Raros de Internet, claro está).

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En cuanto a la polémica que ha suscitado mi último comentario sobre el último Raro de Internet, quiero aclarar quién es para que no haya más aludidos falsos ¿Tan raros os creéis, hijos míos, para que os coloque tal calificativo? Es un tal Mr. Tuffan, que por algún extraño motivo, un día adivinó mi messenger leyendo el blog, consiguió que lo admitiera tras noventa intentos (por lo cual, pensé, que era un amigo mío que había cambiado de dire porque, si no, no me explicaba la insistencia después de tantas negativas) y que fingía hablar inglés y sólo pedía "Cam, please" (era lo único que sabía decir por lo que se ve). Le dije que no varias veces, en inglés y en carabanchelero y, como se ve que no me entendía (o que no me quería entender), lo mandé a la mierda, no sin antes tener que contemplar, para mi disgusto, que en su ventana del MSN aparecía una p.... muy pequeña y fea, tanto, que no sé si se le puede llamar así. Por supuesto, lo despedí con mis peores modales y lo borré y le quité la admisión. Menudo asco de peña ¡Esto está lleno de depravados! (y importa una mierda si alguien se siente ofendido y me dice que soy poco liberal o que juzgo a la gente por querer cibersexo, etc.). Lo que me da rabia es que la gente no te deje elegir y que te pongan una foto de la polla cuando menos te lo esperas. No quiero cibersexo (me parece algo estúpido) y tampoco del otro (ya estoy servida con mi chico), así que, por favor: si alguien se mete aquí nada más que para ponerse loco con las fotos, que siga en el anonimato y que no trate de contactarme jamás.

Por otro lado, advierto, que no volveré a admitir a nadie en el Messenger a no ser que me dé santo y seña. Me explico: Si alguno de vosotros, amigos, vais a cambiar de dirección de hotmail y me queréis agregar, mandadme antes un correo con la dire nueva o un sms porque si no, no pienso admitir a ninguna persona (a los perros, vacas, extraterrestres y gatos, sí---chiste malo nº2, jeje).

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pasando a temas más bonitos, os quiero dar las gracias por haberme animado a escribir. Necesitaba saber que la gente me lee después de toparme con el último guarro (ya no sabía a qué se debían tantas visitas anónimas). Ahora, gracias a algunos, que, en general, sois los de siempre, mis más fieles lectores y amigos, siento que merece la pena seguir escribiendo aquí, pese a que me encuentre alguna cosilla desagradable. Quiero dar las gracias, especialmente, a esas personas que, o bien , por correo, o bien por mensaje, se han manifestado por primera vez para que no deje de escribir. Y, por supuesto, tb a Narra y a Ruth, que últimamente me animan bastante con sus comentarios.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por último, antes de irme a la cama, quiero mandar un beso muy dulce a mi hombre, para que vea que siempre está en mi pensamiento y en mis escritos ¡Qué guapo estás en las fotos, joer! (Algunas son hipnóticas, no creas).

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Besos a todos los demás, pero en especial a Manolo, José Luis, Gloria, Cris, Sihava, Narra, JC, Manuela, Brushi, Moni (te echo de menos), Bego, Olympia, Noe, Sory y todos los que me habéis escrito en esta tanda, que no me acuerdo, jeje.